FOBAPROA, el fraude más grande de México

El Fobaproa o Fondo Bancario de Protección al Ahorro es –así lo considero– uno de los actos que mayor daño económico y moral ha causado al pueblo mexicano. En 1982 gobernaba el PRI, con José López Portillo; en esa época México se convirtió en una fuente de riqueza por los pozos petroleros que se encontraron en el territorio, y las ventas del crudo beneficiaron a la economía nacional. Hasta que López Portillo gastó más de lo que se podía. Utilizó el dinero para comprar empresas privadas, que transformo en instituciones para dar empleo a sus allegados y aviadores, que gozaban de sueldos muy bien pagados.

dinero-mexico-0206134-765x510

Después, los gastos del país fueron creciendo poco a poco, hasta que se convirtieron en un hecho incontrolable. Para mantener la estabilidad económica en el gobierno de Portillo, el mandatario pidió créditos internacionales, que a la larga no se pudieron solventar, ya que el precio y venta del petróleo en México bajó exponencialmente. Las deudas del país eran tan grandes, que el gobierno de López Portillo, no tenía suficiencia económica para pagarlas. Para justificar el mal manejo de las finanzas por parte de su gobierno, culpo a las instituciones bancarias, para que no fuese mal visto por el pueblo mexicano.

Desde entonces, en México se vivió una insalubre economía por malos manejos financieros. Para enfrentar esta crisis se crearon diferentes programas hasta llegar al Fobaproa. En 1990, el presidente Carlos Salinas de Gortari, crea el Fondo Bancario de Protección al Ahorro, para enfrentar posibles problemas financieros. Después el gobierno mexicano vendió 18 bancos a la iniciativa privada, para ahorrarse los gastos de la administración pública.

ChqdCq0UkAA61Un

En diciembre de 1994, tras seis años de luchar contra los problemas financieros en el país, el tipo de cambio se sobrevaluó y repercutió en una devaluación, déficit comercial y deuda externa. La combinación de estos factores provocó una inestabilidad con las instituciones financieras, debido a la desconfianza que generaban al sector público y privado. El Fobaproa compró a los bancos, todo tipo de chatarra financiera, es decir, créditos incobrables que se tradujeron en un fuerte incremento en el costo fiscal del rescate, y en cambio, redujeron las pérdidas de bancos, accionistas o grandes deudores, que podían pagar sus créditos, pero los transfirieron al Fobaproa.

A finales de 1994, fue cuando se produjo la crisis económica más grave de la historia contemporánea de México. Después de tanta inestabilidad económica en el país, se empezó a vislumbrar que el programa resultó más dañino para las finanzas públicas del gobierno mexicano, durante la operación de rescate bancario; que, como su verdadero objetivo, era para tener una ayuda financiera. Ha sido el mayor fraude económico del país, gracias dos factores, los que robaron a costa de los ahorros de los mexicanos y los cómplices en el poder que lo permitieron, para después verse beneficiados.

@TresMonosSabios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s