Universidad pública vs. universidad privada

En México se cuenta con instituciones públicas y privadas de gran calidad, pero lamentablemente no hay lugares para todos, ya que actualmente sólo uno de cada diez aspirantes obtiene un lugar dentro de ellas, ya sea por razones económicas o de demanda por la universidad. La transformación económica y tecnológica que se vive a nivel nacional, seguirá desplazando empleos de bajo valor agregado, y generará nuevas oportunidades para personas con conocimientos profundos. Por ello es indispensable garantizar la continuidad de los estudios de los niños y jóvenes.

arton49629

A nivel nacional, existen diversas universidades de talla mundial, de instituciones privadas y públicas. Entre las universidades públicas más importantes de todo el territorio nacional, se encuentra la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), la Universidad de Guadalajara (U de G) y la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

Entre las instituciones privadas con mejor desempeño académico se encuentra el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM),  el Colegio de México (COLMEX), el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y la Universidad Iberoamericana (UIA), entre otras.

Universidad-Nacional-Autónoma-de-México

Las diferencias entre ambas categorías, radica en la demanda que cada una tiene, en sus sistemas educativos, ubicaciones, especialidades, matrículas, colegiaturas, prestigio a nivel nacional y mundial, convenios con otras universidades, preparación, recomendaciones, calidad educativa, actualización constante, entre otros factores, que como futuro universitario se deben tomar en cuenta, para poder elegir la que más les convenga.

Aunque por otro lado, las universidades públicas tienen un comportamiento repetitivo en cada sorteo de admisión, ya que la demanda de las instituciones públicas en México es mucho mayor a la de las privadas, tanto así que, más de la mitad de aspirantes por un lugar en una universidad pública, se quedan sin estudiar. No es por que sean instituciones públicas, sino por la poca capacidad de lugares disponibles que tienen, además de la falta de apoyo del gobierno para poder hacer crecer las matrículas universitarias o abrir nuevos centros de estudios de nivel superior.

Shuichiro-Megata-2-20-2

Apenas el año pasado, unos 250 mil jóvenes fueron rechazados de las universidades públicas. De acuerdo con La Jornada, en 2016 hicieron el examen de ingreso a la UNAM, 208 mil aspirantes y sólo 9 por ciento obtuvo un lugar. En lo que respecta a la UAM, concursaron 96 mil y fueron aceptados alrededor de 10 mil. En el IPN la cosa no cambió mucho, de 98 mil aspirantes, fueron aceptados dos de cada diez. Lo anterior son cifras alarmantes, que deben tomar en cuenta la Secretaría de Educación Pública, para hacer algo al respecto.

Decir que la universidad pública es mejor que la privada o viceversa, es una mentira, ya que la universidad no hace al alumno, si no el alumnos hace a la universidad. Cabe destacar que existen instituciones que lucran con la educación, y exprimen los bolsillos de las personas, a cambio de un título universitario.

@TresMonosSabios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s